Noticias

Este perrito fue el verdadero 'crack' de este partido de la Copa Libertadores

2016-05-03 18:18:57
Este perrito fue el verdadero 'crack' de este partido de la Copa Libertadores

O’e, el fútbol es pasión de millones, sobre todo cuando lo que se juega es un torneo importante como la Copa Libertadores, pero a veces estresa cuando se viene el gol rival. Es por eso que son buenos los inesperados espectáculos de entretiempo como el que proporcionó un juguetón perrito hace poco.

 

En el partido de ida entre Deportivo Táchira vs. Pumas en la Copa Libertadores, no pasaron ni diez minutos de juego y, de repente, apareció el can en la cancha dando vueltas como loco. Se ve que quería jugar pero, claro, no fútbol.

 

Se puso a brincar de un lado a otro, como si estuviese emocionado, pero el público de la Copa Libertadores y los jugadores no parecieron incómodos. Por el contrario, algunos de estos últimos se mostraron divertidos con la situación. ¿Quién no se conmueve con un perrito, p’e?

 

Luego, el can fue sacado en brazos de la cancha y, en el camino, intentó darle un lengüetazo a la persona que se lo estaba llevando.  Él también pareció disfrutar la situación porque, tú sabes, da gusto saber que alguien te quiere. 

 

El duelo entre Deportivo Táchira y Pumas, válido por los octavos de  final de la Copa Libertadores, acabó 1-0 con gol de Yuber Mosquera. Los mexicanos están obligados a ganar en el duelo de vuelta, que se disputará la noche de este 3 de mayo.

 

En esa misma fecha, otros resultados de los octavos de final de la Copa Libertadores acabaron 0-0, salvo el del duelo entre Gremio y Rosario Central, que acabó 1-0 a favor de este segundo conjunto. 

 

No es la primer a vez que un perro se apodera de la cancha, así como del cariño de ambas hinchadas, en medio de un partido. Nadie tiene idea de cómo ingresaron pero ahí están, creyendo que el césped está a su entera disposición.

 

También, causa, en ocasiones se ha visto a otros animales como aves. La vaina, lo que todos deberían hacer en estos casos, es retirarlos con cuidado, p’e, porque no están haciendo nada malo. Hay que ser justos.