Noticias

Tu gato puede matarte, y no es broma

2016-09-20 08:04:16
Tu gato puede matarte, y no es broma
Gato enojado (Instagram/rocketnews24)

Todos tenemos un gato o conocemos a alguien que tiene uno, y creemos que no hay nada de malo en ello. Total, le estamos dando amor y cuidado a una criatura. Pero ¿qué tal si te dijéramos que acá hay un peligro con consecuencias que pueden ser hasta mortales?

Aunque pueda parecer exagerado, tener un gato acarrea un peligro que, en el peor de los casos, puede acarrear la muerte. No es que esta mascota pueda hacernos daño adrede (aunque a veces pareciera que sí); el peligro surge por cuestiones de salud.

Así lo reveló un estudio realizado por científicos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, que concluyó que los gatos son portadores de enfermedades sumamente peligrosas para los seres humanos.

-> ¡Este gato cruza la pista mejor que muchas personas!

A este mal se le llamó Cat scratch disease o CSD (enfermedad por arañazo de gato, en español) y consiste en inflamaciones y fiebre, y en algunos casos hasta la muerte. Como dijimos, puede parecer exagerado, pero la evidencia está allí.

Los especialistas a cargo de la investigación han observado que, en cuestiones de salud, los gatos pequeños son más peligrosos que los adultos, ya que los primeros son portadores de la bacteria Bartonella henselae con mayor frecuencia.

“El alcance y el impacto de la enfermedad es un poco mayor de lo que pensábamos”, afirmó la epidemióloga del CDC Christina Nelson, según el diario británico Metro.

Besar al gato puede ser muy peligroso, pero además hay que tener mucho cuidado con los arañazos; y si uno llegara a darse, lo que debe hacer para no sucumbir ante el Cat scratch disease es mantener altos niveles de higiene.

-> ¡Encuentra al gato! Nuevo reto invade las redes sociales

Por ello, los expertos aconsejan que quienes tengan gato se laven la cara y las manos después de tocar o besar a sus mascotas. No está de más recurrir a la desinfección de las áreas afectadas de la piel.

El estudio también demostró que la mayoría de los casos de transmisión de enfermedades intestinales, cutáneas y de parásitos de gatos a seres humanos se registra en países tropicales.